domingo, 2 de octubre de 2011

Taylor Lautner Enseñando el Rabo.



La otra noche volvía a casa de salir de marcha y un poquillo antes de llegar me encontré al lado de unas cajas de cartón un perro pulgoso, que parecia que tenia hambre. Me apené del pobre chucho y me lo llevé para casa y allí le di de comer medio pollo caducado del Mercadona que tenia por la nevera. De pronto... una vez hubo comido, entre un apoteósico festival de humo y centellas el perro se transformó en un plantado muchacho, que no hacia más que decirme encarecidamente que me ofrecía todo lo que solicitase de él, por haber sido tan buen samaritano, haberlo recogido de la calle y haberle dado de cenar.

El resto de la historia ya os la podéis imaginar. Lo que si os añado es que no desaproveché la oportunidad para inmortalizar tan sorprendente momento de la transformación en una cándida fotografía. Si, así tan fresco se metamorfoseo ;)

Buscando en Internet he podido comprobar que no he sido el único que se ha encontrado con este chucho, a continuación os dejo un par de instantáneas más para que lo reconozcáis en el caso de que os pase lo mismo.


0 comentarios:

Publicar un comentario

Blogger news