viernes, 30 de mayo de 2008

Lo 2º Que Mas Me Gustó de Eurovisión

En el anterior post pudisteis ver que lo que mas llamo mi atención del festival de Eurovisión de este año no fue ninguna actuación en concreto, ni el despilfarro de pirotecnia varia, ni los blanquísimos y relucientes dientes de la señorita polaca, no no, sino que todo mi interés termino recayendo sobre el representante de Azerbaiyán.

Pues bien, siguiendo mi orden de preferencias a la hora de destacar algo verdaderamente remarcable de esta edición hablare de lo segundo que merece la pena señalar y recordar este año, y esa no es otra cosa mas que la presencia de Simon Mathew, el buhonero que defendía graciosamente la candidatura danesa. Si, ¿que pasa?, el concurso cada día es más previsible y monótono, así pues propongo intentar verlo desde otro punto de vista, el erótico-festivo, mucho más gratificante visual y mentalmente ¿no? ¡¡ La de disgustos que nos ahorraremos !!











Este morenito (¿morenitos en Dinamarca?) nos deleito con una grata canción, que aun a pesar de tener mucha mejor calidad que otras solo quedo un puesto mas arriba que nuestro Chikilicuatre, pero bueno, me había propuesto en no entrar en analizar esto, así que pasemos a lo que realmente nos interesa. Con su puesta en escena nos trasladó a unos hipotéticos años veinte, en los que al ver aparecer al susodicho mancebo no nos resultaba difícil imaginarnos terminandole de desabrochar la camisa en un oscuro callejón de Chicago, a la vez que bajo la lluvia y varias calles mas abajo dos mafias se disputaban el contrabando de alcohol esa noche.
Entonces es cuando me puse a pensar el quee me estaba pasando ultimamente, parece como si un extraño fetichismo emergente estuviese echando raíces en mi cada vez mas, pero seguí atendiendo a la tele y ahí estaba el, con toda su gracia y chulería cantando en el escenario e invitándonos a fantasear, y comprendí que no debía de ser el único que estuviese pensando eso en aquellos momentos.










Simon Mathew, poseedor actualmente de unos magníficos 25 años, nació en una pequeña ciudad de la península de Jutlandia, y entonces... ¿de donde le viene ese atractivo tono de piel tan poco nórdico? Pues muy simple, su padre es indio, pero no de los de las plumas en la cabeza y la danza de la lluvia, sino de los que regentan los Badulakes. Ya se sabe que esta raza es capaz de dar al mundo con la misma facilidad tantos buenos ejemplares como niñas con bigote, así que afortunadamente Simon auna en una sola persona lo mejor de ambos países.
Nuestro querido primo creció en un ambiente creativo de música y danza, formándose incluso en un coro de Gospel, hasta que consiguió su primer contrato discográfico a la temprana edad de 15 años, lamentable por vicisitudes del destino el proyecto no pude ser llevado a cabo.
Después de participar exitosamente en un concurso televisivo le llego la oportunidad de poder grabar finalmente su primer disco, cuyos singles consiguieron permanecer. en la lista nacional de éxitos danesa durante cinco semanas consecutivas.

















Actualmente y conjuntamente con su digna participación en Eurovisión ha sacado a la venta su segundo album, pero consciente de lo voluble de este nuestro mundo musical paralelamente también esta preparándose para acceder a la policía danesa, así que a ver si lo consigue y después de deleitarnos con su estética retro, nos dedica alguna que otra foto de uniforme. Esperaremos impacientes.
[dailymotion x5izmh]

Simon Mathew - All night long


4 comentarios:

  1. Coincido contigo en que tenemos ya que aferrarnos a los chicos guapos para hacer más digerible el trago.

    En mi caso, quien me encandiló fue Boaz Mauda, el representante de Israel..

    Un saludo cordial

    ResponderEliminar
  2. Tu blog está muy bien. Además tiene una estética muy buena y eso es algo muy importante. Yo también tengo un blog; te dejo la dirección por si te interesa: www.medecrece.blogspot.com Hasta pronto (y sigue así).

    ResponderEliminar
  3. Yo estaba viendo Eurovision mientras leia. Cuando llegó este tío, lo oí y me encantó el estribillo. No había visto al tío. Cuando giré mi cabeza para verlos, enseguida se me puso dura.
    Ahora me pajero con él en eurovisión.

    ME ENCANTA

    ResponderEliminar
  4. Islandia era supergay, que digo gay, MEGA-GAY. y la verdad es que me encanta. Buscalos en el yutubi, (cnación: this is my life) ...

    ResponderEliminar

Blogger news