miércoles, 2 de abril de 2008

El Polémico Capullón de la Torre Eiffel.

Hace tan solo unos días una noticia convulsionó al mundo de la arquitectura, a propios y extraños y ante todo a los habitantes de París.
Según se afirmaba, Serero, un famoso estudio de arquitectura francés había ganado un concurso convocado por la sociedad administradora de la Torre Eiffel con un original pero polémico proyecto.

Las fuentes informaban que el fin de dicho concurso era buscar una solución a las largas colas de espera que se originan para poder acceder a la emblemática estructura. Esperando un considerable incremento de visitantes el próximo año 2009 debido a la celebración del 120 aniversario de la construcción de la torre se creyó conveniente crear una estructura temporal que pudiese acoger y soportar el aumento de curiosos interesados en admirar las vistas que ofrece el mirador situado en el ultimo piso.


En el desarrollo de un diseño que mejorase la accesibilidad, Serero analizo la forma en que los de 6 a 7 millones de visitantes anuales desean visitar el monumento y se encontró con que aproximadamente el 95% desea ir directamente a la tercera planta, su nivel más alto de observación. Sin embargo, la pequeña capacidad de los actuales 280 m2 del mirador origina unos tiempos de espera de entre 35 min. y 1 h con 10 min.

Para mejorar esta situación, supuestamente la empresa propuso un tercer nivel con originales formas vegetales de carácter temporal, una plataforma de expansión que aumentaría a más del doble la zona de visitantes, a 580 m2. Construida con un material ligero de carbono Kevlar, la ampliación de la cubierta permitiría que un aforo de 1700 visitantes por hora pudiesen acceder a la planta superior de la torre.



Y aquí es donde surge la polémica, haciéndose rápidamente eco de la noticia numerosos medios internacionales y llevándose las manos a la cabeza gran parte de la población del planeta, alegando que tal añadido seria todo un sacrilegio contra un monumento tan mundialmente conocido y de su importancia arquitectónica e histórica.
Tan rápidamente como había surgido el escándalo se procedió a desmentirlo por parte de la mismísima administración de la Torre Eiffel, y a día de hoy se asegura que todo a sido una falsa noticia, una broma muy bien creada aprovechando los utópicos diseños del estudio de arquitectura Serero.

La duda entra ahora, cuando según he podido leer un portavoz del estudio de David Serero, insistió en que la empresa había sido "invitada a entrar en un concurso limitado", y que "no hubiésemos elaborado dichos planes tan complejos a menos de pensar que existía un verdadero concurso".
Sin embargo, agregó que la noticia de que su compañía había "ganado" es un puro rumor de Internet, alimentado de un sitio a otro sin ningún control.

La verdad, es que es curioso que una importante firma de arquitectura de tal nivel pierda el tiempo proyectando semejante obra de ingeniería si no fuese algo profesionalmente acordado, y es más, que incluso cuelgue el proyecto en su propia página web, poniendo en juego el considerable descrédito que adquirirían de ser todo una simple falacia o truco publicitario.

Por otro lado yo tampoco veo tan monstruosamente traumatizante la colocación de una estructura temporal en la cúspide de la Torre Eiffel como evento especial para celebrar su aniversario. me parece una idea original, y a mi personalmente me gusta, me encantaría que se llevase a cabo realmente para poder subir hasta ella y disfrutar de tan maravillosa obra de técnica.
Además, recordemos que cuando se proyecto y construyo la famosa torre, todo el mundo se echo a las calles de París a criticar semejante despropósito, y ahora que alguien niegue lo orgullosos que están de ella y el gran icono mundial que representa.

Galeria




































5 comentarios:

  1. Me parece bastante horripilante y antiestético, y rompe la armonía de la línea.

    Pero bueno, también la torre en sí horrorizó a los parisinos en el siglo XIX y ahora es el símbolo de la ciudad.

    Y se hizo con la idea de que fuera a ser desmontada en 20 años, y mírala ahí qué guapa.

    ResponderEliminar
  2. Horror!... la verdad que no me gusta nada de nada, parece una seta y le quitaría la visual estilizada de la torre actual. Cierto es que es un suplicio poder subir arriba del todo, yo esta semana santa, tarde 3 horas de reloj desde que me puse a la cola en taquilla hasta que volví a poner los píes en tierra firme de nuevo. Pero aún así, prefiero esperar la cola a tragar con semejante mamotreto... si Eiffel levantara la cabeza!!!

    ResponderEliminar
  3. Upsss, si lo sé no digo nada, jajajaja, :-P
    a mi si que me hace su gracia, no sé aunque solo sea xq lo veo muy currado.
    Pero bueno.... de todas formas siempre me han gustado las extravagancias.
    A ver si escribo algún post un día de estos sobre edificios que me gustan mucho pero que todo el mundo me dice que son horribles, que curiosamente me suele pasar bastante, la verdad. ;-)
    ¡¡ Bueno, un abrazote para todos !!

    ResponderEliminar
  4. por dios, qué feo!!!

    espero que no lo pongan!! se les ha subido a estos gabachos el queso a la cabeza. estoy de acuerdo con eso de la seta.

    Besitos made in France.

    Montse

    ResponderEliminar
  5. *.* I am very thankful to this topic because it really gives useful information ~-"

    ResponderEliminar

Blogger news