miércoles, 13 de febrero de 2008

Lo que todo ciudadano debería saber sobre su rey: "Duque de Hernani", la colección desaparecida. (1)

Antiguamente, durante las épocas de las cruzadas, gran parte de los ejércitos estaban formados por mercenarios, los cuales una veces bajo el consentimiento del rey, otras bajo el del Papa, expoliaban ciudades enteras, privando a los ciudadanos de sus bienes para su propio enriquecimiento.
Siglos mas tarde miles de obras de arte desaparecieron bajo el dominio Nazi, muchas de las cuales aun se encuentran en paradero desconocido, no volviendo jamas a las manos de sus legítimos dueños.

Durante toda la historia el expolio ha formado parte de los fuertes o de los que en su momento ostentaban el poder, privando al ciudadano de todo aquello, cuando menos lo valioso, que le pertenece.
A ojos de todos parece que esto ya no ocurre en una sociedad desarrollada, occidental, democrática y de bienestar como la nuestra, pero no, no te dejes engañar por bonitas definiciones que nos imponen y no se ajustan a la realidad. Puede que no pasen por cuchillo a la gente para conseguir su propósito, pero el pueblo llano seguimos siendo robados por los que tenemos por encima, sin que pobres de nosotros podamos hacer nada. Actualmente sin usar la violencia, hacen uso de otros métodos mas sutiles de los cuales no nos damos cuenta, y para que la noticia no se propague, recurren a la censura, a la amenaza y a la extorsión.

Si señores lectores de este mi maravilloso blog, si la población conociese realmente la autentica faceta del máximo representante de nuestra nación, el señor Juan Carlos I, posiblemente no seria tan admirado y alabado, no hubiese llegado a ser votado como el personaje histórico mas importante de nuestro país (manda cojones), incluso puede que a día de hoy ya no ostentase la corona española.



El caso al que hago mención es la expropiación con el fin de asegurarse una "pequeña" fortuna (en mi pueblo llamado robo), por parte de la familia real, de la colección privada de cuadros del Duque de Hernani. Una colección equiparable en valor e importancia a la del Barón Tissen.











Ella esta formada por un total de 681 obras de maestros universales de la pintura, entre los que podemos encontrar a Tizziano, Carpaccio, Veronese, Rafael, Caravaggio, Rembrandt, Van Dyck, El Greco o Goya, haciéndonos una idea del valor de la misma en cuestión monetaria y de la importancia cultural que tendría para nuestro país.
Originalmente procedía de las obras que durante su vida colecciono y guardo don Sebastián Gabriel Borbón y Braganca, infante portugués y biznieto de Carlos III.
A causa de su apoyo a la causa carlista fue desterrado y le fueron incautados todos sus bienes, pero una vez en el exilio comenzó su auténtica pasión por el coleccionismo, llegando a atesorar autenticas obras maestras. Tras quedarse viudo decidió volver a España, donde renuncio a su antigua causa, lo que le permitió recuperar sus antiguos bienes y unirlos al patrimonio que había traído del exilio. Podríamos decir que el grueso final de la colección estaba formado por los heredados de Carlos III, los provenientes de la época del exilio, los comprados en España, una vez en su regreso, a causa de la desamortización de Mendizabal y la colección privada del pintor José Madrazo, antiguo amigo, y que el infante compro a la familia tras la muerte de este.
Documentos de la época inventarian la colección en un total de 800 obras.

Tiempo mas tarde, en 1887, acaecería la muerte del infante, repartiendo conforme su testamento todos sus bienes entre sus cinco hijos y su viuda, dispersándose de esta manera la colección, pero volviendo a ser reagrupada gracias a la labor de uno de sus hijos, Alfonso de Borbón, que compro las obras al resto de herederos, menos algunas que actualmente se encuentran en el Museo del Louvre y en Gran Bretaña, conservando en ese momento y hasta antes de los sucesos acaecidos después, 681 cuadros.











Al fallecer Don Alfonso, hereda la colección su sobrino Manfredo de Borbón y Bernaldo de Quirós, Duque de Hernani, personaje al que aquí hacemos mención e inocente coprotagonista sin saberlo de una de las, posiblemente, mayores estafas y expolios al pueblo español por parte de nuestra monarquía.

En 1931, la instauración de la II República, y la leyes de protección del patrimonio histórico español, atribuyen a la colección el carácter de Bienes del Tesoro Artístico Español.
Posteriormente, en 1936, la Junta de Incautación incauta toda la colección al Duque de Hernani para formar parte del Museo del Prado. En 1940 la comisaría General del Servicio de Defensa del Patrimonio Artístico Nacional restituye la colección a su propietario y desde entonces diferentes obras de la misma formaron parte de exposiciones temporales del Museo del Prado.

Bueno, hasta aquí una aproximación a la historia de la colección, para que nos podamos hacer una idea de la misma, de su importancia y de a quien perteneció siempre.
Por hoy doy finalizada la primera parte, digamos que el prólogo, espero que no se os haya atragantado demasiado todo esto ultimo, consideraba importante ponerlo para el mejor conocimiento del caso.
Proximamente pasare a relataros lo verdaderamente importante, el suceso en si, intentare que sea un poquillo menos pesado, y nada, agradeceros vuestro interés en leer esto que he querido compartir con todos vosotros.

¡¡ En pocos días el resto de la avergonzante historia !!

2 comentarios:

  1. Solo una cosa, es "Barón Thyssen", no "varon Tissen".
    Te lo perdono por ser tan majo.
    Un besazo y enhorabuena por el blog.

    ResponderEliminar
  2. Upsss, pos gracias, jajaja, un pequeño desliz :mrgreen:
    Na, arreglado pues !!
    Y que va, hombre... pa majo tu :wink:
    Por cierto, a ver si acabo esta historia, que hasta se me había olvidado que la tenia empezada por ahí, si no llega a ser por ti...
    Besossss !!!

    ResponderEliminar

Blogger news